Décimo cuarta edición de la Feria Internacional para la producción animal, del 19 al 22 de marzo en el recinto Ferial de Zaragoza. Hablar de FIGAN, es hablar de la feria más profesional del Norte Peni...

  Coincidiendo con la exposición de ganado vacuno que se realiza en el Recinto Ferial y Mercado de Ganado de Salamanca los días 7 al 10 de marzo, la Asociación Blonde Aquitania de Castilla y León (AB...

FERIAS!!! CADA AÑO MÁS Y MEJOR.... Con algunas ferias pendientes por confirmar y otras ya cerradas desde el pasado año, la raza Blonde Aquitania puede presentar un borrador del calendario de ferias c...

Incidencia de la edad al primer parto en la vida productiva de la nodriza

J. López-Paredes y R. Alenda, Dpto. Producción Animal UPM

Introducción

La edad al primer parto supone el fin del periodo improductivo de la novilla y, por tanto, el paso de una época donde no se obtienen ingresos y se han ido acumulando costes al comienzo de la vida productiva. Es por esto, que una reducción en la edad al primer parto puede suponer para una ganadería un impacto económico importante, que hará aumentar la rentabilidad de la explotación.

Según el estudio realizado, para la raza Blonda de Aquitania (CONABA, 2015), la edad al primer parto media es de 36 meses, situándose por tanto, la edad a la primera cubrición entorno a los 26-27 meses. Los trabajos científicos muestran que si la novilla llega a su primera cubrición con un peso y una condición corporal adecuados, no debe haber ninguna repercusión en la productividad vitalicia de una nodriza por la disminución de la edad a la primera cubrición.

La reducción de la edad al primer parto supone por tanto un ahorro de costes, debido en primer lugar a la disminución del período de suplementación de las novillas y en segundo a la reducción del número de lotes de novillas presentes en la explotación y por lo tanto comercializar más animales anualmente.

Este estudio se basa en la información recogida por la Asociación CONABA y se estudia la influencia de la edad al primer parto en la fertilidad (intervalo entre partos) y la longevidad de las nodrizas. Además, se analiza el comportamiento en el segundo parto medido por el primer intervalo entre partos, en la fertilidad media de las novillas durante toda su vida productiva (intervalo entre partos medio) y en la longevidad de las nodrizas (edad al último parto y número de partos totales).

Información utilizada

Se utiliza la información existente en CONABA entre los años 1991-2013. De esta información se seleccionan las novillas que tuvieron su primer parto entre los 22 y los 48 meses de edad, anteriores a 2009 (Tabla 1).

Las novillas que cumplían el requisitos impuesto fueron 1062. Se han analizado, la edad al primer parto, el intervalo entre partos posterior al primer parto y el intervalo entre partos medio de toda su vida productiva, definiéndolos como:

  • Primer intervalo entre partos: período siguiente al primer parto, no debe ser menor de 300 días ni mayor de 550 días.
  • Intervalo entre partos medio de la nodriza: media de todos los intervalos entre partos de la nodriza que estén entre 300 y 550 días.

Se ha dividido a las 1062 nodrizas en 5 grupos, según la edad al primer parto (Tabla 2). La media de la edad al primer parto de estos 5 grupos fueron 27, 32, 35, 37, y 44 meses.

A su vez para aquellas nodrizas que hayan tenido su primer parto antes del 2005 (306 nodrizas), se ha estimado :

  • Edad último parto registrado por nodriza.
  • Número total de partos registrados por nodriza.
  • Número de partos por vaca y año.

Primer intervalo entre partos

Se estima el primer intervalo entre partos para cada uno de los 5 grupos de novillas (Tabla 3). El objetivo es determinar la influencia de una edad más temprana en la fertilidad inmediatamente posterior al primer parto.

El primer intervalo entre partos se sitúa entre 413 y 428, siendo la media de las 1062 nodrizas de 417 días, no habiendo diferencias significativas según la edad al primer parto en el resultado posterior. (Ilustración 1).

El primer intervalo entre partos de los grupos estudiados oscila entre 408 días y los 428 días no pudiendo afirmar las medias fuesen estadística-mente diferentes. Por tanto, la edad al primer parto no influye en la fertilidad del siguiente parto.

Intervalo entre partos medio de la nodriza durante toda su vida productiva

Se estima la media de los intervalos entre partos de todos los partos registrados de la nodriza, para los 5 grupos de novillas (Tabla 4). Es un indicador de cómo afecta una edad menor a la fertilidad vitalicia de la nodriza, sería posible pensar que una edad demasiado temprana haría mella en la longevidad - fertilidad de la nodriza, pero según estos resultados, esta fertilidad no se ve afectada (Ilustración 2). El intervalo entre partos medio de los 5 grupos oscilan entre los 428 días y los 444 días. Pudiéndose afirmar que la edad al primer parto no afecta la fertilidad vitalicia, medida como la media de los intervalos entre partos.

Ilustración 2. Intervalo entre partos medio por nodriza y número de nodrizas por grupo para cada uno de los 5 grupos de estudio.

Longevidad

Para aquellas nodrizas que hayan nacido antes del 2005 (306 nodrizas), se estima la edad del último parto de la nodriza y el número total de partos registrado por nodriza, no habiendo repercusión de una edad al primer parto menor en la longevidad total de la nodriza.Se calcula, la media y la desviación estándar para los 5 grupos de novillas la edad del último parto registrado (parto antes de 2005):

Ilustración 3. Edad al último parto media y nº de partos registrados por nodriza para cada uno de los 5 grupos de estudio.

En la ilustración 3 se muestra la edad al último parto media y el número de partos totales registrados medio para cada grupo, pudiendo observar que la característica más importante, número de partos por nodriza no se ve influenciada por la edad al primer parto, manteniéndose en torno a los 6 partos. Mientras, como es obvio que las novillas con partos a edades más adultas necesitan una mayor edad para alcanzar ese número de partos (un año más).

Por tanto el mayor número de partos por vaca y año es obtenido por aquellas nodrizas más precoces (ilustración 4), obteniendo un mayor número de partos anualmente y por tanto haciendo disminuir las necesidades de reposición. La diferencia entre el grupo 1(<30 meses de edad al primer parto) y el grupo 5 (>40 meses de edad al primer parto) es de 0,09 terneros por vaca y año, lo que puede suponer una pérdida de ingresos anual.

Ilustración 4. Número de partos por vaca y año para los 5 grupos de estudio.

Importancia económica de la edad al primer parto

La reducción de la edad al primer parto, produce una disminución notable de los costes dentro de la explotación.La siguiente gráfica muestra el coste de cría para los 6 grupos de novillas y los costes de producción, expresados en € por ternero comercializado y año. También se muestra los valores de la eficiencia expresada en % de ingresos (valor del ternero) respecto a los costes incurridos por la suplementación debido a la recría y la suplementación de las nodrizas expresado por vaca y año, . Estos valores se comparan con el grupo de novillas con una edad al primer parto menor (Grupo 1).

El aumento del coste de recría respecto al grupo 1, se debe en primer lugar, al aumento del período de suplementación de las novillas.Los costes de producción aumentan por la disminución de los animales comercializados al aumentar la edad al primer parto. La comparación entre el grupo 1 (edad al primer parto media de 27 meses) con respecto al grupo 6 (edad al primer parto media de 44 meses) supone un aumento de 17 meses del periodo de recría.La repercusión económica es de 79€ por cada ternero comercializado.
Dado que la productividad vitalicia es de 6 terneros/vaca, la repercusión económica es 474€/vaca. Si para un rebaño de 100 nodrizas la edad al primer parto de todo el rebaño fuese a los 27 meses, el ahorro seria de 7900€ / rebaño y año frente a otro rebaño con edad al primer parto a los 44 meses. En CONABA la edad media al primer parto es a los 36 meses, si las vacas tuviesen el primer parto a los 27 meses estos valores serian de 35€/vaca y 3500€/rebaño respectivamente.

Según los resultados obtenidos, la disminución de la edad al primer parto no repercute la longevidad de la nodriza y aumenta la vida productiva de la nodriza - productividad vitalicia (ilustración 4).Al aumentar la vida productiva de las novillas, las novillas destinadas a reposición en el rebaño disminuyen y se tendrá un mayor número de terneras a comercializar. Esto permitiría tener la posibilidad en primer lugar, de comercializar más terneras y en segundo lugar de ser más exigente a la hora de elegir las novillas destinadas a reposición.

Al poder comercializar más terneros anuales, los costes de producción por cada ternero comercializado y año se ven reducidos, obteniendo un mayor beneficio por cada ternero comercializado(Coste (€/TC) = Coste (€/vaca/año) / nº de terneros comercializados por vaca y año = €/TC). Esto hace que se obtenga un mayor nivel de ingresos anuales bajo unos costes también menores, produciendo un aumento por cada 100 euros de coste de producción de 7 euros de ingresos por vaca presente y año (eficiencia).

El programa irlandés tiene como objetivo el primer parto a los 22-24 meses. Para ello se requiere un apropiado manejo y nutrición en la que se alcance el 65% del peso adulto en la cubrición fecundante. Es importante que las novillas crezcan sin depositar grasa excesiva.

Conclusiones

  • La fertilidad inmediatamente posterior (primer intervalo entre partos) no está relacionada con la edad al primer de las novillas.
  • No se han encontrado diferencias en fertilidad “vitalicia” (intervalo entre partos medio) para los grupos de novillas que tuvieron su primer parto a una edad más temprana (22-29 meses) que los que tuvieron su primer parto a una mayor edad (>29 meses – 47 meses).
  • La longevidad de las nodrizas no se ha visto perjudicada, el número de partos totales es similar en todos los grupos, pero las novillas con primeros partos a una edad de más de 40 meses necesitan más tiempo más para alcanzar los 6 partos, con el consiguiente coste. Este mayor período para alcanzar el mismo número de partos, hace que el número de partos por vaca y año sea 0,09 terneros por vaca y año menos, lo que supone una pérdida de ingresos para la explotación.
  • El coste de recría es un importante coste en la ganadería de nodriza, la disminución de este gasto podría aumentar la rentabilidad de la explotación. la diferencia estimada sería de 79€ por cada ternero comercializado y año entre un primer parto temprano con uno tardío. Lo cual supondría una repercusión económica para una explotación que comercialice 20 terneros al año un ahorro de 1580 € anuales debido a los ahorros en suplementación. Estos valores son de 35€ y 750€ para una los animales que paren por primera vez a los 27 meses con respecto a una vaca media inscrita en CONABA que tiene una edad al primer parto de 36 meses.
  • Esto hace aumentar la eficiencia de las nodrizas, expresado en euros ingresados por euros consumidos por vaca y año (suplementación) en un 7% entre las nodrizas con una edad al primer parto de 27 meses frente a las nodrizas con una edad al primer parto de 44 meses. La edad al primer parto de 36 meses de una vaca media inscrita en CONABA es un 3.5% menos eficiente que las vacas con una edad al primer parto de 27 meses.
  • La disminución de la edad al primer parto es por tanto, una prioridad económica para la explotación, la determinación de la edad óptima a la primera cubrición en cada explotación, clave para el éxito del primer parto, ha de ser abordada de manera multidisciplinar. La correcta elección del semental (machos valorados por facilidad de parto), una correcta condición corporal de las novillas (nutrición y manejo adecuados) han de ser abordados, de manera que el desarrollo de la novilla sea óptimo. La disminución en la edad al primer parto  es un prioridad económica para la explotación.